Océanos, la posibilidad de Río

,

Teorem Ambiental, Rio de Janeiro, Brazil

La aprobación de un acuerdo para la protección de la biodiversidad y los recursos genéticos de los océanos en aguas internacionales es quizá uno de los pocos temas en los que una gran mayoría de países está de acuerdo. 

Dentro del documento que está siendo debatido en estos momentos está incluido el tema de océanos con 19 párrafos en total, cada uno con diferentes medidas relacionadas con la protección de las aguas internacionales. 

De esos 19 párrafos, en 16 ya se ha logrado acuerdo y todos los delegados están muy positivos con respecto a ellos. Sólo tres han causado diferencias pero hay uno que resulta fundamental para todos y que está siendo discutido en estos momentos. 

El párrafo en cuestión es el 163 y establece la necesidad de proteger los recursos genéticos y la vida marina en aguas fuera de la jurisdiccion nacional de cada país. 

Hoy por hoy, los océanos en alta mar son tierra de nadie, hay prácticamente una nula regulación con respecto a lo que se puede y no se puede hacer quedando al servicio de quienes tengan los recursos económicos para llegar a ellos las posibilidades de su explotación. 

Con el fin de evitar que únicamente corporaciones privadas exploten los recursos genéticos y la biodiversidad de los océanos en aguas internacionales es que se busca establecer en Río un compromiso claro de todos los países para asegurar que esos recursos son de la humanidad y no podrán ser susceptibles de propiedad privada para las corporaciones o quienes los "descubran".

(Para conocer un poco más sobre la importancia de este acuerdo, para qué sirven los recursos genéticos y la posición de Organismos de la Sociedad Civil como Greenpeace, visita mi blog en El Universal http://blogs.eluniversal.com.mx/dmundoamundo)

En este momento más de 160 países apoyan la conservación y sólo cinco son los que están obstaculizando la negociacion: Estados Unidos, Rusia, Japón, Canadá y, en menor medida Islandia. 

Las organizaciones ambientalistas presentes en la Cumbre esperan que Estados Unidos deje de vetar este acuerdo y que el resto de países no deje de presionar para aprobarlo. 

A sabiendas de lo poco que se está logrando en otros temas de la Cumbre, los delegados y las organizaciones de la sociedad civil esperan que al menos el tema de océanos se pueda convertir en el aporte histórico de Río+20.