Back at IUCN, Argentina is ready to push for a continental biological corridor

,

Clarin, Honolulu

After years of absence, Argentina is back again at the UICN, although the country has still to pay its dues to recover the vote. Still, the minister of Environment, Sergio Bergman, said that the country is ready to push for an initiative to create a biological corridor, both in the land and the ocean, that will be presented in Marrakesh in December for COP22. Also, the country is pushing along with Brazil the creation of a whale sanctuary in the Southern Atlantic Ocean.

El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, llegó a Hawaii a participar del Congreso de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN), un foro del que la Argentina se había retirado durante el gobierno de Cristina Kirchner. "Vinimos para volver ", dijo. Y lo primero que hizo fue estampar su firma en la creación de un corredor biológico latinoamericano, marítimo y terrestre, lo que incluye una zona especial de protección para las ballenas.


Brasil, Argentina y Uruguay, junto con Gabón y Sudáfrica, están proponiendo la creación de un santuario para la protección de las ballenas en el Atlántico Sur, una iniciativa que desde hace más de una década viene bloqueando Japón en la Convención Internacional Ballenera (CBI). Se necesitan 88 votos para poder concretar este proyecto, que se someterá a consideración en octubre en Eslovenia, donde se realizará el próximo congreso del foro.


Pero muchas de las negociaciones clave previas están ocurriendo aquí, en Hawaii. Con los ojos rojos por tantas horas de vuelo, todo el mundo le pedía a Bergman el voto de la Argentina para diferentes iniciativas (como una para proteger el 30 por ciento del mar), pero la verdad es que el país no podrá utilizar su poder de decisión hasta que no se ponga al día con la cuota.


Sin embargo, es muy importante que Argentina regrese al mundo de la conservación. Bergman dijo que se trabajará en conjunto con los países sudamericanos para crear un corredor biológico común, una propuesta que se llevará a Marruecos en noviembre, donde se realizará la nueva conferencia del clima (COP22). Se trataría de unir parques nacionales, zonas protegidas y reservas de biosfera para la circulación de especies a nivel continental. La pérdida de habitat es una de las causas más importantes en materia de extinción.


Mientras Bergman hablaba de esto, se encontraba a sólo unos metros Edward Osborne Wilson, un famoso entomólogo, considerado como un auténtico ídolo en el mundo de la conservación. Es un viejo profesor, con el que todo el mundo quiere una selfie. El está proponiendo dedicar a la conservación el 50 por ciento del planeta. El ministro argentino no podría comprometerse a tal cosa ahora, pero esta discusión va ir ganando terreno en los próximos años.


Bergman insistió en que Argentina sigue comprometida con el objetivo "extinción cero". Y en ese marco, aseguró que se comprarán los equipos para monitorear la migración del macá tobiano, un pequeño ave, endémica de la Patagonia, que corre riesgo de desaparecer si se construyen las represas proyectadas sobre el Río Santa Cruz. Hay una moción ante la UICN sobre este tema, que se votará la semana próxima, con buenas chances. El ministro no puede asegurar ahora si la situación comprometida de esta especie es suficiente para parar toda la obra.