First day at the COP20: climate change consequences on health

,

Cientificos Industria Argentina,

Lima's weather is similar to Buenos Aires': 30 Celsius, intense fog by morning, and wild traffic during the week. My first day at the UN climate summit, the COP 20, was actually outside the main venue, at a side event located in a San Isidro hotel. It was a health and climate event organized by World Health Organization (WHO) and the local university of Cayetano Heredia, among others.

Día 1. Sábado 6 de diciembre.


Lima nos recibió con un calor similar al de Buenos Aires, unos 30 grados, y niebla intensa por la mañana y un tránsito que se puede imaginar atroz los días de semana.

 

La primera cobertura dentro de la cumbre de la ONU COP20 de cambio climático fue fuera de la cumbre, dentro de la cantidad inmensa de actos denominados eventos paralelos, en este caso en un hotel del barrio alto de San Isidro. Fuimos a la reunión de clima y salud, organizada entre otros por la Organización Mundial de la Salud y la universidad local Cayetano Heredia. Algunos conceptos clave:

 

-Hacia 2030 las muertes atribuibles al cambio climático serán 250 mil por año (Kristie Ebi, Universidad de Washington).

 

-El aumento de temperatura tiene y tendrá consecuencias en la disponibilidad de granos en muchas zonas del mundo, lo que llevará a desnutrición y a la afección mayor de malaria y diarrea (Ebi).

 

-Una baja en la productividad personal (Ebi).

 

-Eliminar la polución del aire tiene beneficios claros: la diferencia en la expectativa de vida de la industrial San Pablo versus Curitiba es de tres años y medio (Paulo Saldiva, Universidad de San Pablo).

 

-China pierde el 10% de su PBI cada año por las malas condiciones del aire que respiran sus ciudadanos (Diarmid Campbell-Lendrum, OMS).

 

El secretario de salud de Bogotá habló de su programa Hospitales Verdes y la investigadora de la Universidad de Nueva York contó de su trabajo de campo en Panaillo, ya afectada en su ciclo natural de cosecha por el cambio climático. 

 

Luego, entrevistamos a Josh Karliner, director global de proyectos de Salud sin Daño. Tiene acento de los Estados Unidos pero habla bien el español.
(PS: la foto fue involuntaria, quise grabar video, pero ahí va)