The 10 scientific facts you should know about climate change

,

El Tiempo, Bonn, Germany

SUMMARY: Researchers took the opportunity to show their latest scientific results in order to draw attention to the impacts of an increase in the temperature of the planet.

Durante la Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (COP23), que este año se celebró en la ciudad de Bonn (Alemania), los investigadores aprovecharon para mostrar sus últimos resultados científicos con el fin de llamar la atención sobre los escenarios que ya se están experimentando –o podrían vivirse con mayor intensidad durante los próximos años- en la medida en que la temperatura del planeta siga aumentando.

El último informe presentado por el Future Earth and the Earth League, que reúne las últimas investigaciones realizadas por la ONU Medio Ambiente, la Organización Mundial para la Salud (OMS), el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, entre muchos otros organismos y centros de investigación, saca a flote 10 datos científicos que todos deberían saber sobre el cambio climático y sus efectos en todos los sectores. 

El cambio climático causado por los humanos no da tregua a futuro: está aquí, es peligroso y se pondrá peor. Descarbonizar la economía mundial para 2050-2070 no es suficiente, también necesitamos salvaguardar la resiliencia de todos los ecosistemas y trabajar en una transición a sociedades más equitativas”, dijo Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la COP durante el lanzamiento.

  • 2016 es el año más cálido registrado en la historia: 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales. Nuevas investigaciones sugieren que el planeta ha entrado a una nueva etapa geológica llamada Antropoceno, donde el aumento en las concentraciones de gases de efecto invernadero, la acidificación de los océanos, el agotamiento del ozono, la pérdida de biodiversidad y la aceleración de la deforestación han hecho que el clima pierda su equilibrio y algunos ecosistemas capturen menos carbono.
  • La Tierra se acerca a los “puntos de inflexión” críticos. Al cruzar estos umbrales, el planeta puede ver cambios abruptos y posiblemente irreversibles en el funcionamiento del Ártico, el Amazonas y otras partes del planeta. Es posible que veamos un derretimiento irreversible de los glaciares, que las zonas de selva se convertirán en sabana y cambios en la fuerza y frecuencia del fenómeno del Niño.
  • Los climas extremos están aumentando. La temporada récord de huracanes en el Atlántico en 2017 proporciona una idea del aumento de los riesgos de eventos climáticos extremos que el planeta puede experimentar en el futuro. Estos eventos incluyen inundaciones severas, olas de calor y sequías intensas, que ya se han vuelto más frecuentes en ciertas zonas de Europa, Asia y Australia.
  • Aumento del nivel del mar y acidificación de los océanos. A finales de siglo, los niveles promedio del mar aumentarán alrededor de un metro, presentando desafíos sustanciales para cientos de lugares, desde Florida hasta Bangladesh. Si las emisiones continúan sin disminuir, el deshielo de Groenlandia y la Antártida, eventualmente, aumentará significativamente el nivel del mar también.
  • Costos económicos del cambio climático ya se están sintiendo y algunas de las naciones más pobres del mundo soportan la carga más pesada. Contaminantes del aire como el carbón negro y ozono troposférico están alterando el clima y también tienen efectos negativos sustanciales y directos en la salud humana. Los análisis sugieren que el total valor económico perdido por la alteración del clima mundial en forma de partículas es aproximadamente 1,9 billones de dólares anuales.
  • El cambio climático tendrá un profundo impacto en la salud humana al imponer nuevas presiones sobre la seguridad alimentaria y el agua. De acuerdo con el último estudio de ‘The Lancet’, la contaminación del aire genera pérdidas mundiales cercanas a los 4,6 billones de dólares cada año, cifra que corresponde al 6,2 por ciento de la producción económica del planeta. En 2015 este asunto fue el responsable de unos 6,5 millones de muertes.
  • Es probable que el cambio climático exacerbe la migración, los disturbios civiles e incluso el conflicto. En 2015, más de 19 millones de personas en todo el mundo fueron desplazadas por desastres naturales y eventos climáticos extremos, y se prevé que el cambio climático haga crecer esa cifra.
  • El mundo necesita actuar rápidamente. Si los humanos continúan emitiendo gases de efecto invernadero a las tasas actuales, el presupuesto de carbono restante para reducir el riesgo de superar el objetivo de 2 °C se agotará en unos 20 años. Como regla general, esto significa reducir a la mitad las emisiones globales cada década.
  • Una sociedad libre de combustibles fósiles es económicamente atractiva y posible. Las fuentes de energía renovables compiten cada vez más con los combustibles fósiles, incluso cuando tienen un precio en mínimos históricos. Además, los costos estimados de la inacción oscilan entre el 2 y el 10 por ciento del PIB para el año 2100, según algunas estimaciones, hasta una caída en la producción mundial proyectada del 23 por ciento en 2100, en otros.
  • Incluso si el mundo cumple con los objetivos del Acuerdo de París, las comunidades de todo el mundo necesitarán construir resiliencia y adaptarse a los cambios que ya están en marcha.